Uno de mis viajes preferidos, y creo que también lo será de todos los niños y niñas que vayan, fue a Florida, en Estados Unidos. Aparte de visitar los miles de parques temáticos y probar mi valentía en las gigantescas montañas rusas, no podía irme sin visitar las instalaciones de la NASA y el lugar de lanzamiento más famoso del planeta Tierra. Estoy hablando de Cabo Cañaveral, ese lugar mágico desde el que se lanzaron las misiones Apollo.

Entrada al complejo de visitantes Kennedy Space Center

Cualquiera puede visitar el Kennedy Space Center (Centro Espacial John F.Kennedy) y maravillarse con sus increíbles instalaciones. Además, con la misma entrada puedes acceder al Astronaut Hall of Fame (Salón de la Fama de los Astronautas) en ese mismo día o hasta siete días después desde que valides la entrada. Yo os recomiendo que lo visitéis al día siguiente y así tengáis más tiempo en el Kennedy Space Center, sobre todo si vais con peques. Hay muchísimas cosas que ver y con las que aprender y divertirse.
Prepara tarjetas de memoria suficientes porque vas a querer hacerte miles de fotos. Un pequeño consejo de astronauta es que lleves una chaqueta para ponerte cuando estés dentro de las instalaciones, el aire acondicionado está muy fuerte.

Exterior del Space Kennedy Center

El Kennedy Space Center recibe su nombre del presidente John F.Kennedy, que impulsó el programa espacial para que EE.UU. fuese el primer país en llegar a la Luna y ganase a los rusos en la famosa carrera espacial. En el centro trabajan unas 13.000 personas en diferentes sectores. El complejo es enorme, hay plataformas de lanzamiento, talleres y centros de investigación. La parte abierta al público es sólo una pequeña porción de toda la instalación, pero os aseguro que os va a encantar. Está abierta 8 horas al día (de 9:00 a 17:00) así que id temprano para aprovechar.

Interior del Centro Apollo

Maqueta del cohete Saturno V 

Autobús de transporte de astronautas

Cohete real Saturno V                                 

Un sitio súper chuli es el centro Apollo / Saturn V, donde puedes ver un montón de objetos de las misiones Apollo y el gigantesco Cohete Saturno V, el cohete más grande construido hasta el momento. Este cohete fue el responsable de impulsar las misiones Apollo al espacio, de cumplir el sueño de que el Apollo 11 alcanzara la superficie de la Luna el 20 de Julio de 1969 y de que Neil Armstrong y Buzz Aldrin fueran los primeros hombres en pisar la Luna.

Lo mejor del Kennedy Space Center es que todo lo que vais a ver es real, no son réplicas.

Instalaciones de la NASA

Puedes visitar casi todas las instalaciones y ver las plataformas de lanzamiento. (La visita a esta zona se hace en autobús.) Es muy emocionante verlo todo, y quizás, después de la visita, le podéis poner a los peques algunas películas donde salen estas instalaciones, como “Apollo 13” o “Atrapa la Bandera”, seguro que les encanta reconocer los edificios, y la plataforma de lanzamiento.

Plataforma de lanzamiento y pared de protección

En las fotos podéis ver la plataforma de lanzamiento de los cohetes, y la pared de protección que soporta altas temperaturas para proteger a los espectadores que ven los lanzamientos desde allí. Si tenéis suerte quizás podáis ver algún lanzamiento. Podéis consultar en su web los próximos lanzamientos y hacer coincidir vuestro viaje con uno. Eso seguro que nunca lo olvidaréis. Las entradas para verlo se pueden comprar por Internet.

Otra de las cosas increíbles de ver es el “transbordador espacial Atlantis”. Aunque ahora esté retirado, impresiona ver sus dimensiones y es una de las fotos más chulis que te puedes hacer. Los transbordadores espaciales estuvieron operativos durante años y servían para llevar a la Estación Espacial Internacional (ISS) hasta 6 astronautas a la vez. En la actualidad se utiliza la Soyuz rusa para subir y bajar a los astronautas de la ISS.

Edificio Space Shuttle

Según me contó Pedro Duque (astronauta español), lo mejor es despegar con una Soyuz pero aterrizar con el transbordador, que es más suave, casi como un avión. Cuando la Soyuz rusa aterriza en realidad se estrella contra el suelo o contra el agua en el mar y es un aterrizaje muy violento, casi como un accidente de tráfico, y eso que lleva paracaídas para reducir su velocidad. Imaginad el duro entrenamiento que tenemos que hacer los astronautas antes de lanzarnos a realizar una misión.

Además, podéis vivir una experiencia única en el simulador del transbordador Atlantis, sentir como es un lanzamiento de verdad y entrenar como verdaderos astronautas.

Interior del transbordador espacial Atlantis

En esta zona los más pequeños pueden meterse por dentro de una parte de la Estación Espacial Internacional y ver el módulo Columbus de la ESA (Agencia Espacial Europea) y tirarse por un tobogán. Mientras tanto los adultos podéis descansar un poco. Yo por supuesto exploré todas las zonas y me tiré unas diez veces por el tobogán, jajaja. “Nunca hay que dejar a nuestro niño interior de lado”.

Simulación del Módulo Columbus (ESA)

No quiero desvelaros más sorpresas, pero también hay un cine en 3D y una recreación de la llegada del Apollo 11 a la Luna y se puede visitar la sala de operaciones de los Apollo, llena de pantallas y ordenadores de la época. Seguro que os vienen a la mente un montón de películas donde lo habéis visto.

Comandante Lili disfrutando del cine 3D

Como yo tengo que entrenar muy duro para llegar a ser una buena astronauta, realicé algunos entrenamientos en los simuladores y aprendí muchas cosas sobre la carrera espacial o las nuevas metas que tiene la NASA con respecto al planeta Marte. En la foto podéis verme junto al Rover Curiosity que actualmente está explorando el planeta Rojo.

Robot explorador de Marte Rover Curiosity (NASA)

Además se puede ver el nuevo traje diseñado para ir a Marte y el vehículo de transporte que utilizarían los astronautas en esta nueva aventura, aunque de momento es sólo un prototipo.

Prototipo de traje de astronauta para visitar el planeta Marte

Diseño de prototipo de vehículo marciano

Como mucha gente dice: “en algún colegio del planeta Tierra, está el primer astronauta que pisará nuestro planeta vecino Marte”.

Para terminar la visita podéis entrar en alguna de las tiendas que hay en el complejo y comprar algún recuerdo. Hay muchas cosas curiosas, a parte de camisetas, cazadoras y otras cosas que seguro querrás comprar. Si eres un fan de la NASA prepara unos cuantos dólares extras para gastar en las tiendas.

¿Adivinad que es lo que me compré yo? Mi propia Barbie Comandante Lili jejeje.

Lili y su Barbie astronauta

En este vídeo podéis ver un divertido resumen de mi visita al Kennedy Space Center:

 

Astronauta Americano y Comandante Lili

 

Hasta pronto, nos vemos en mi siguiente aventura.

“No dejéis de soñar nunca, los sueños nos hacen recorrer caminos increíbles”.

Un saludo
Comandante Lili